Patricia Calero

Teléfono: 94 415 74 90
Email: info@kycpsicologos.com

Tipos de Adicciones: Trabajo

Ser una persona trabajadora, en principio, no es algo negativo, sino más bien una virtud y una cualidad que esta muy bien considerada en nuestra cultura. Sin embargo, la implicación progresiva, excesiva y desadaptativa en la actividad laboral podría desencadenar que la persona trabaje porque si no siente malestar. El trabajo deja de convertirse en algo positivo y comienza a marcar por completo tu vida, de tal modo que la persona deja de lado familia, amigos, aficiones, responsabilidades por estar dedicado excesivamente a su desempeño laboral.

Las personas que se dedican "excesivamente" al trabajo lo hacen para evitar sentimientos de soledad, inseguridad, malestar... Nos hacen creer que son muy responsables en su trabajo y que por eso, necesitan tanta dedicación. Sin embargo, lo que hacen fundamentalmente es utilizarlo como modo de aumentar la autoestima y seguridad que les falta en otras parcelas de su vida.

TIPOLOGÍAS DE ADICTOS AL TRABAJO.

Naughton 1.987, en su artículo "vista conceptual de la adicción al trabajo y de las implicaciones para el asesoramiento y la investigación de carrera" establece cuatro tipos en función de su nivel de adicción al trabajo, considerando la actitud laboral y las tendencias obsesivo-compulsivas.

  • El adicto al trabajo muy comprometido con su profesión. Se siente muy satisfecho con ésta y muestra gran capacidad para asumir los desafíos propios de ésta.
  • El adicto compulsivo al trabajo. Se caracteriza por manifestar pensamientos y pautas de conductas muy ritualizadas. Existe por lo general una incoordinación entre el nivel de exigencias del puesto de trabajo y el tiempo dedicado a la actividad. Soporta mal cualquier propuesta al margen de su trabajo.
  • El compulsivo no adicto al trabajo, que emplea su tiempo y fija su interés en otras actividades no relacionadas con el ámbito laboral, llegando a comprometerse de forma obsesiva con estos comportamientos.
  • El individuo no adicto al trabajo y con bajo grado de obsesión-compulsión. Considera el trabajo como una obligación que es preciso cumplir, pero que no contribuye a su realización personal.

Cualquier exigencia laboral la experimenta como una gran frustración personal e, incluso, como una agresión a su autonomía.

TEST DE ADICCIÓN AL TRABAJO

  • Me siento como si constantemente tuviese prisa y fuese a contra reloj.
  • Me irrito cuando alguien me interrumpe en el transcurso de una tarea.
  • Siempre estoy ocupado y con muchos asuntos entre manos.
  • Me comprometo con más actividades de las que puedo hacer.
  • Me siento culpable cuando no estoy trabajando en algo.
  • Permanezco frecuentemente en el trabajo una vez que mis compa&ntiled;eros se han ido ya.
  • Me enfado cuando la gente no responde a mi modelo de perfección.
  • Tiendo a estar bajo presión poniéndome yo mismo fechas límite para terminar las tareas.
  • Me resulta difícil relajarme cuando no estoy trabajando.
  • Paso más tiempo trabajando que en otro tipo de actividades (salidas con los amigos, aficiones, actividades de ocio, etc.)
  • Me esfuerzo por ser el primero en todos los proyectos en los que me meto.
  • Dedico más tiempo, energía y pensamientos a mi trabajo que a las relaciones con los amigos y personas queridas.

Si ha contestado Sí a 4 o más preguntas, se trata de un probable adicto al trabajo.